Blog

Bloqueos Internos. Emociones Limitantes ¿Por qué no avanzo?

Casi nadie salimos ilesos de la infancia, o de algún acontecimiento traumático que está soterrado y gobernando inconscientemente nuestra vida, por eso y más, será necesario e incluso VITAL, ahondar en el subsuelo, en las profundidades de las tinieblas de tu ser, pero no te preocupes, aunque de miedo, no te soltaré hasta que sepa que has vuelto prácticamente iles@ de todo aquello, a la superficie.

Usa Tus Alas de Libertad para Ser

Así que la propuesta para ti es: cambia de personas (en caso de que necesites y quieras pedir permiso) para que te lo den las personas adecuadas. Si tú por ti mismo o tú por ti misma no tienes todavía o te falta ese coraje, ese valor y esa fuerza para hacerlo, a pesar del miedo, a pesar del vértigo, a pesar del abismo que da enfrentarse y confrontarse con los rechazos, con palabras o personas que te muestran una cara que tú no quieres ver. No pasa nada.

Lo más importante eres TÚ

Atrévete a sumergirte en «tu profundidad», (el lugar donde está la llave de tu libertad: El Arte de AmArte). Atrévete a sumergirte en «tu profundidad», para salir iles@ a la superficie.

SanArte, DesbloqueArte, PotenciArte

A veces, en tu preciosa vida, necesitarás tomar la decisión de confiar en tu esencia y en esa otra persona, capacitada para ayudArte a descifrar el crucigrama de la encrucijada en la que te encuentras.
Encuentra a esas personas que tienen esas cualidades y calidades y que en el nombre del amor, te darán la perspectiva en la que tú, recuperas tu poder, tu amor por ti, tu capacidad de amar, la capacidad que tienes de crecer, aprender, evolucionar y ser desde tu mejor tú. Encuentra a ese alguien que te ayude a allanar el camino, a quitar la maleza y esas piedras a las que les has tomado cariño, de tanto tropezar. Alguien que te ayude a echar a andar tus dones, a indicArte las instrucciones del trabajo que ello conlleva.

Regresar a ti

No importa lo lejos que viajes, las cimas que alcances, lo cuerpos que penetres y que te penetren a ti, la energía que inviertas o mal gastes, las personas que se alejen o se queden contigo un trecho del camino, lo mucho o lo poco que otros te hagan sentir. La conexión de alma a alma que consigas sentir. Al final, cada día, tienes que regresar a ti.

Scroll hacia arriba